Feeds:
Entradas
Comentarios

En la oficina

senal.gif Habíamos arreglado con Facundo que me pasaba a buscar por la oficina. Cuando llegó aún me quedaban un par de cosas por hacer. Se sentó en un sillón y me observó mientras pasaba delante de él, apurada. Quería estar con él, terminar pronto y salir para amarnos por ahí.

Creo que él me lee los pensamientos o interpreta mi modo de respirar cuando tengo ganas de estar con él o cuando me empiezo a calentar mi concha palpita despide algún olorcito especial que él percibe al instante.

En un momento en que me levanté de mi asiento y pasé delante de él, me tomó por la cintura y me sentó en sus rodillas. Comenzamos a besarnos como siempre, con la misma pasión y desenfreno. Lo primero que hicimos fue chuparnos las lenguas mientras él me tocaba los pechos por encima de la ropa, me acariciaba la cola, metía su mano entre mis piernas y pasaba su mano por la bombacha. “Estás mojada, calentona”, me dijo. “¿En qué estás pensando cochina?”. Me reí, le dije que iba a entrar alguien, que nos iban a ver.

Pero Facundo es muy calentón y me vuelve loca. Yo seguía sentada con mis piernas abiertas sobre sus rodillas y él corrió mi bombacha, delizó un dedo por mi concha desde la base del culito hasta el clítoris. “Estás muy, pero muy mojada”, dijo y se chupó el dedo. “Hay que hacer algo para solucionar eso”. Y volvió a darme un beso de lengua.

Sentí su pija dura en mis muslos y no pude resistir. La concha me latía. Me levanté, cerré la puerta con llave y volví a sentarme en sus rodillas. Ahora era yo la que estaba desesperaba por acariciarlo todo. Le desabroché la camisa y pasé mi lengua por su pecho. Fui lamiéndolo todo y bajando despacito hacia su ombligo, le desaté el cinturón, desabroché el pantalón, le bajé la bragueta y comencé a acariciar su hermosa verga por encima del calzoncillo. Estaba bien parada. La saqué y comencé a pajearlo lentamente mientras nuestras lenguas se entrelazaban llenas de saliva. Me sacó la remera, levantó el corpiño y lamió mis pezones mientras metía con suavidad sus dedos en mi concha húmeda por la calentura y me acariciaba. Estuvimos un rato así, besándonos y pajeándonos de una manera deliciosa.

6.gif

Yo mojada y él con la pija parada, ¿que esperábamos? Me saqué la bombacha y le pedí por favor que me la meta. Muero por la verga de Facundo. Fue introduciéndola muy lentamente, milímetro a milímetro, para hacerme calentar más. pol5.gifLo conozco: le gusta que le pida por favor, sabe que me vuelve loca. Cuando por fin sentí que su pija había llegado al fondo, lo cojí. Sí, así como lo cuento, lo cojí con todas mis ganas. Mientras me meneaba, él metió un dedo húmedo en mi culo (sabe que me calienta mas) y luego fueron dos. Yo gemía de placer, me olvidé donde estaba y quizás alguien podía escuchar.

cul2.gif

“No me importa nada”, me susurró al oído. “Te voy a violar ese culo, puta. Quiero que pongas resistencia, hazte la dura”. Me di vuelta y empezó a metérmela. Entonces mi culo se abrió para él. Cuando percibió cómo se dilataba mi agujero, y me penetró de un solo empujón, lo que me hizo gritar. Pero sentía mucho placer y le pedía más. Él me acariciaba el clítoris con una mano y con la otra me pellizcaba los pezones. Moví mi culo de una manera que terminamos acabando juntos, jadeando y transpirados. Nos quedamos abrazados, besándonos. Cuando me levanté, su leche tibia corría por mis piernas.

Ese es mi amor Facundo, yo soy su perrapuerca que lo ama.

Anuncios

En la costanera

Facundo me pasó a buscar en coche y rumbeamos hacia la costanera. Mientras él manejaba le empecé a tocar la pija por encima del pantalón. Enseguida se le comenzó a parar. a.gifCuando sentí que estaba bien dura, le abrí la bragueta, con una mano le saqué delicadamente la verga afuera, me recliné y se la empecé a chupar. Mi idea era sólo lamerle la cabeza con mucha suavidad y llenársela de saliva para calentarlo, sin masturbarlo, y después cojer, pero me esmeré demasiado y acabó en mi boca.

Estacionó junto al río, resoplando de placer. Su leche tibia dentro de mi boca me produjo mucha calentura, me di cuenta de que mi concha estaba mojada. Me sentía ardiendo y necesitaba con urgencia sus manos, su boca, su lengua, su pija adentro de mí. Me levantó la pollera, deslizó una mano entre mis muslos y me tocó con sus dedos. Notó que mi bombachita estaba mojada, percibió mi excitación a través de los latidos y comenzó a calentarse nuevamente. Me bajó la bombacha y me metió un dedo, que se deslizó suavemente entre mi humedad. Le pedí por favor que me pasara la lengua. Se agachó, con dos dedos separó mis labios y comenzó a lamerme le clítoris. Cuando mi concha comenzó a dilatarse, metió la punta de la lengua y grité de placer. Con un pie descalzó busqué su verga y noté que se le estaba parando. Eso me calentó aún más, gocé y tuve un orgasmo alucinante en su boca.

4.gif2.gifComencé a tocarle la pija, necesitaba sentirlo adentro, que me cojiera. Me levanté la remera (cuando salimos para cojer no uso corpiño), aprisioné su palo duro entre mis pechos y comencé a pajearlo, arriba y abajo, arriba y abajo. Cuando ví que estaba bien parada, me senté arriba de él dándole la espalda y seguí masturbándolo, mientras él me lamía la nuca y las orejas. Caliente, me dí vuelta y lo ayudé a que me la metiera. Sentí cómo su verga entraba de a poco, se deslizaba milímetro a milímetro hasta el fondo. Ya estábamos completamente desnudos y empecé a moverme, primero muy despacio, arriba y abajo, lentamente para prolongar el placer. Y después, cuando los dos ya estábamos hirviendo, comencé a subir y bajar de una manera desenfrenada. Nos mordíamos los labios, nos chupábamos las lenguas, nos pasábamos la saliva de una boca a la otra. Cuando se llenó de saliva un dedo y me lo metió muy despacio en el culito, comencé a acabar. Y cuando me sacó el dedo muy lentamente del culito y se lo introdujo en la boca para chuparlo, acabé del todo… al mismo tiempo que sentía cómo su leche se derramaba en mi interior. Nos quedamos abrazados, entrelazados, apretados, unidos, su pija dentro de mi concha, mi concha envolviendo su pija.

… Y no se puede contener:

fotoreciente.gif


Sexo en la montaña

aaaaa.gifUna fantasía que tengo, mi Facundo, es que estemos con en la montaña, en una casa cerca de un río, todo el día desnudos. Te prepararía el desayuno y te despertaría con besos en la nuca y en el cuello, desayunaríamos juntos en la cama, luego dejaría que untes mi cuerpo con mermelada y me pases la lengua hasta quitármela toda, desde el cuello, pasando por los senos, el ombligo, la conchita, la cola, las piernas y bajando lentamente hasta los dedos de los pies.

sex webcamAsí comenzaría el día. Por supuesto que cuando termines, yo comenzaría a lamerte todo, me detendría en tu hermosa verga que para ese momento ya estará enhiesta y dura como me gusta. mama1.gif

Te la chuparía hasta sacarte la última gota de leche y me la tomaría toda, acompañada de unas ricas tostadas con manteca y mermelada que vos irás preparando mientras te la chupo.

webcam girlsLuego pasearíamos por la hierba descalzos y desnudos. Nos bañaríamos en el río, nos abrazaríamos debajo del agua, entrelazaría mis piernas en tu cintura y me la meterías hasta hacerme acabar. Luego, al mediodía, me pondría un delantal en la cintura y te prepararía una rica comida. Almorzaríamos yo sentada en tu falda, apoyando mi culo desnudo en tus piernas suaves y peludas. Te daría de comer en la boca, me pasarías la comida de tu boca a la mía mientras nuestras lenguas juguetean. Pasarías un trozo de pan por mi conchita, que estará bien mojada, y te lo comerías, saboreando el juguito que sacaste de mi sexo.

coli.gifperrito.gifPor la tarde nadaríamos en el río y volveríamos a cojer, pero esta vez me meterías la pija en la cola despacito (porque duele mucho), primero me meterías un dedo luego dos hasta que entren tres y ya podrás metérmela toda.

3.gifVolveríamos a la casa y nos acostaríamos en una hamaca paraguaya en el parque. Dormiríamos abrazados, hasta que te despierte con mi mano en tu verga. Te la chuparé hasta que vuelva a ponerse bien dura y me subiré encima tuyo y me menearé arriba de tu pija hasta hacerte acabar adentro de mi concha y sentir tu leche calentita dentro mío.

live web cam girlLa cena sería a la luz de la luna, vestidos, yo sin bombacha, una buena botella de champán, y al finalizar me acercaré, me pararé a tu lado y te pediré que metas tu mano entre mis piernas. Cuando notes que estoy sin nada te volverás loco, me sentarás en la punta de la mesa, desparramarás el champán de la copa en mi concha y en mis piernas y lamerás como un desesperado hasta que mi clítoris se hinche tanto que no aguante mas y acabe en tu boca. Terminaríamos cogiendo en el piso, aullando de placer y nos quedaríamos dormidos abrazados, exhaustos, nuestros cuerpos transpirados se fundirán en uno solo, así amaneceremos, con el sol en la cara, y correremos hasta la cama, besándonos, acariciándonos, abrazados seguiremos durmiendo durante muchas horas, hasta despertar para comenzar a amarnos nuevamente, todo el día, todos los días, no vamos a querer volver, es nuestro lugar, el lugar elegido para ser libres y hacer todo lo que nos gusta, sobre todo amarnos.
live web cam girls

Rajita afeitada


11.jpg

10.jpgOtra fantasía que tengo de nuestro imaginario viaje a la montaña… Espuma de afeitar y una maquinita de ésas que se usaban antes con gillette. Si ya no se consigue, usamos prestobarba. En el baño, sentada en el bidet, me unta con la crema la conchita y me pasa despacito la máquina -mientas me chupa la lengua y me lame los pezones- hasta rasurarme toda. De sólo imaginarlo me late, me calienta. Después me pondría en cuatro patas como un perrito y él me pasaría la maquinita lentamente alrededor del agujerito de mi cola. Desde que me depilaron por primera vez, me crecen los bellos. Es horrible tener pelos en la cola, pero aún soportando el dolor hay que hacerlo. El problema es el después, porque con la maquinita te crecen más fuertes y pica mucho. Pero lo tendría a él para lamerme el agujerito, rascarme y calmar la comezón con sus dedos y su verga.

bhbc.gifA las 2:30 de la mañana estaba muy caliente y no podía dormir. Tenía la vagina empapada. Empecé a masturbarme pensando en Facundo. Lo imaginaba oliéndome toda. Desde mis ojos, la nariz y la boca pasando por los pechos, el ombligo y, por fin, mi sexo, siempre olisqueando. Me volví loca, sentía su nariz en cada uno de mis orificios y ese respiro tibio que salía de ella me hacía ponerme cada vez más caliente. Siempre tengo lindo olor. Facundo dice que huelo a “concha joven”. Él podría lamer mermelada de fresas de la cuenca de mis axilas, aún a la noche luego de una jornada de trabajo. Podría tomar vino o champagne de mi sexo y mi cola sin sentir en su boca ni en su nariz ningún efluvio raro. Él podría comer en mis pies, lamerles las plantas, sin tener que lavarlos previamente. blog-22639-1163586128.gifNo soy Jean-Baptiste Grenouille, si no me lavo dos días seguro apesto, pero mis efluvios son sabrosos. Él podría olisquear todo el día y lo tendría entre mis piernas para siempre.